malas noticias rrss

Limpia tu Facebook y sé más feliz

Hace un par de semanas me encontré en Facebook la imagen que tiene como cabecera éste artículo. Ésto me hizo pensar en que sería bueno publicar algo para ayudar a que los demás puedan tener un muro de Facebook limpio y ordenado.

La verdad que ésto se me ocurrió antes de ver la imagen en sí, pues hará cosa de 4 meses empecé una criba en mi Facebook y pretendía transmitirlo para tratar de ayudar a otro a que lo hicieran.

Facebook ha envejecido

Ya lo dice en su blog Enrique Dans: para los más jóvenes, Facebook es “cosa de viejos”. Si miramos Facebook hace 10 años (cerca de su creación), y lo miramos hoy en día podemos apreciar enormes diferencias. Y no solo a nivel de distribución de la página, o de funcionalidad, que también.

La diferencia mayor viene reflejada en una clara diferencia del panorama de las publicaciones de la red social. Hace años, las publicaciones, eran, en su mayoría, de fiestas y/o de intereses de la gente joven, que eran quienes “reinaban” en la red social. Hoy en día, la publicaciones son más propias de intereses propios de la gente más mayor.

Ésto es a lo que yo llamo el “envejecimiento de Facebook”. Y no es porque la red social haya evolucionado de forma que atraiga ahora a otro tipo de gente, que también. El asunto es que Facebook fue la primera red social realmente popular, y de hecho, es la primera red social que se menciona cuando se piensa en ello.

Ésta popularidad, y el ser considerada como “La Red Social” (como si fuese la única o algo así), ha provocado que toda una generación que no había tenido contacto con las tecnologías, se encamine hacia Facebook para entrar en éste área.

En parte debido, en parte, a éste hecho, los jóvenes apenas utilizan ya la red social, muchos ni se registran. ¿A qué adolescente le gusta estar en un lugar donde sus padres puedan controlar lo que hace?

Pero hay otros motivos, como la creciente preocupación de esos jóvenes por su privacidad. Éste es un discurso que se lleva años lanzando, y ha provocado la aparición de redes como Snapchat, las cuales son utilizadas bastante más asiduamente por los jóvenes.

El panorama actual en la red social

Todo lo hablado, ha conllevado un envejecimiento de la edad media del usuario de Facebook, con todas sus consecuencias.

Hace unos 5 o 6 años, si entraba en Facebook, me enteraba de lo que estaban haciendo, o habían estado haciendo mis amigos. Lo normal para mí era enterarme de festivales a los que podía interesarme ir, ver eventos para asistir a cumpleaños de amigos, etc.

Hoy en día, cuando entro a Facebook, un 90% (tirando por lo bajo) de lo que me encuentro, son publicaciones de índole política. Y no de un color determinado, pues tengo amigos partidarios de todos los grupos políticos, aunque quizás más de unos que de otros.

Sin embargo no creas que el otro 10% son publicaciones de las anteriores, las que realmente me interesaban. De ese 10, un 9% son publicaciones de “protesta social” evocadoras de sentimientos de culpa y vídeos o imágenes que cuentan “preciosas historias” muy emotivas, pero totalmente una pérdida de tiempo.

Y del 1% restante, sólo una ínfima parte son la publicaciones que me interesan, pues todavía me queda mencionar las publicaciones de risas, las publicaciones de publicidad y la parte de publicaciones genuinas de conocidos que no me interesan.

En total podríamos decir que de todas las publicaciones que leo, solo un 0’2% son realmente interesantes, resultando las demás en una completa pérdida de tiempo.

Solucionando la pérdida de tiempo y ganando en felicidad

Por suerte para mí, y para todos los interesados, es posible revertir la situación en una gran medida. De hecho, aunque he estado hablando en presente, hace más de 4 meses que empecé el trabajo de revertir la mencionada situación.

No es algo que vayas a lograr en un tarde, por mucho que lo intentes. Se trata de una limpieza gradual que debes realizar en varias fases, y sobre todo ser persistente, pues te llevará algo de tiempo “reeducar” el algoritmo de Facebook.

Voy a dar cuatro pasos que yo he seguido (y estoy siguiendo aún) para volver a tener la red social que quiero, con menos pérdida de tiempo y más información útil:

1- Reducir: Entra en Facebook. Una vez ahí dirígete a tu perfil (parte superior, tu nombre junto al cuadro de búsqueda), y una vez ahí Ve a la sección ‘Amigos’.Te aparecerá una lista de amigos en dos columnas de cuadrados. En cada cuadrado, tienes el nombre del amigo, su imagen, y un botón que pone amigos, con una flecha hacia abajo. Si te sitúas en este botón, abajo del todo  de la lista que aparece, está la opción de “Eliminar de mis amigos”.

No te estoy pidiendo que elimines todos tus amigos. De hecho facebook se basa en los amigos, y sin ellos tu red social estará vacía de contenidos. Sin embargo piensa en ese amigo que agregaste que conociste una vez y con quien nunca has cambiado ningún mensaje. Piensa en esa persona que hace 5 o 6 años que no ves y no te comunicas de ninguna manera. Piensa en gente aleatoria que en su momento te agregó y aceptaste si saber muy bien quién eran.

A éstos debes eliminar lo primero. Para ello haz varios repasos a tu lista. Yo, por ejemplo hice unos 20 repasos antes de considerar que estaba limpia. ¿El resultado? De tener 357 Amigos a ahora que tengo 175.

Amigos Facebook

2- Dejar de seguir amigos: Aunque apenas se conozca, Facebook tiene un límite de 1500 Amigos. Esto hacía inviable su uso por parte de famosos, ya que todos sus fans querrían tenerlos en la red social. Para solventar esto, desarrollaron la opción de seguir a alguien sin ser su amigo. Cuando sigues a alguien, sus novedades te aparecen en el muro de las últimas noticias, pero no puedes hablar con esa persona directamente.

Del mismo modo, puedes dejar de seguir a alguien y mantenerlo como amigo. De es forma puedes comunicarte con esa persona pero sus novedades no te aparecerán en la sección de últimas noticias. Para ello, entra en su perfil y encontrarás el botón ‘Siguiendo’ en la parte superior.

Seguir amigos Facebook

3- Desuscribirse: Otra fuente de noticias no interesantes, son las Páginas y Grupos. Empecemos por los Grupos: en el perfil donde estás con los Amigos, vé a la parte del menú donde dice más, y se te desplegará una lista larga de opciones. Busca y entra en ‘Grupos’. Mira aquellos en que estás. Si tienes alguno que no te interesa, que te sientes mal con sus publicaciones, o que realmente piensas que para qué quieres esa información.

Tienes dos opciones: abandonar el grupo, o eliminar las notificaciones del mismo. Para abandonarlo puedes hacerlo desde la lista: poniendo el puntero del ratón encima del grupo y pulsando en el botón del lápiz que aparece, puedes encontrar la opción.

Abandonar Grupos de Facebook

Si quieres seguir en ese grupo, pero solo para entrar de vez en cuando, debes entrar en el grupo. En la parte superior, en la imagen de cabecera del grupo, tienes el botón ‘Notificaciones’. Junto al mismo tienes el botón que dice “Eres miembro”. Situando el ratón encima aparece la opción de abandonarlo o dejar de seguirlo. Si lo dejas de seguir, las novedades del mismo no aparecerán en la sección de noticias, pero seguirás siendo miembro y podrás entrar y participar cuando quieras.

Notificaciones de Grupos Facebook

Para las páginas está un poco más oculto. Ya que a las páginas no “pertenecemos”, sino que le hacemos “Me gusta”, debemos ir al menú del nuestro perfil, apartado ‘Más’ y buscar la sección “Me gusta”. Ahí tenemos la lista desde la que podemos gestionar todo con los métodos que ya hemos visto.

Páginas Facebook

4- Publicaciones de los amigos: Otra fuente de publicaciones inútiles que no queremos ver, es cuando los amigos comparten publicaciones de páginas a las que no seguimos. Aproximadamente un 80% de todo lo publicado en Facebook con comparticiones de elementos publicados por otra persona anteriormente. La mayoría de estos elementos compartidos proviene de las páginas de Facebook.

Pero no desesperes, hay una forma de evitar todas esas publicaciones provenientes de páginas. Cada publicación, tiene en la parte superior derecha una flecha señalando hacia abajo. Pulsando en ella tenemos la opción de ocultar dicha publicación (así el algoritmo de Facebook verá que no nos interesa y nos irá mostrando menos y menos publicaciones similares), dejar de seguir a quien lo haya publicado, u “Ocultar todo de…”. Esa última opción nos permite dejar de ver todo lo que se publica en esas páginas, por mucho que nuestros amigos sigan compartiéndolo.

Publicaciones de Facebook

Conclusiones

Limpiar Facebook es posible. Aunque tener una limpieza completa te lleve tiempo, empezarás a notar un cambio muy rápidamente.

Te recomiendo hacer los pasos en el orden que los he indicado. Aunque no es obligatorio, los primeros son más rápidos de ejecutar, y mostrarán algunos resultados casi inmediatamente. Mientras tanto, el último, llevará tiempo, y es más bien algo que debes ir realizando siempre que se presente una publicación que no deseas ver, por lo que se puede decir que estarás siempre haciéndolo.

¿Conocías estos procedimientos antes? ¿Te he ayudado a limpiar tu muro de Facebook? Espero que así sea.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies