procesador

50 años de la Ley de Moore. ¿Es el fin?

Hace un mes aproximadamente, se cumplieron 50 años de la publicación de la ley de Moore. Hace no mucho publiqué otro artículo explicando qué es la Ley de Moore y sus aplicaciones y consecuencias, sin embargo no me había dado cuenta de que iban a cumplirse los 50 años de la misma por lo que no hice ninguna alusión al respecto. Por éste motivo, aquí voy a hacer solo voy a hacer un pequeño resumen de la misma, sin explicarla en profundidad, dejando lugar a dar mi opinión personal sobre el presente y futuro de la misma en una reflexión. Espero que éste artículo de lugar a un pequeño debate en el cual expreséis vuestra opinión mediante los comentarios, pudiendo enriquecernos todos de éste debate.

La Ley de Moore dice lo siguiente:

La densidad de transistores de un circuito eléctrico se duplica cada 18 meses aproximadamente.

Esto, popularmente. Se ha interpretado tradicionalmente como que cada 2 años se duplica la velocidad y potencia de los procesadores. Y es que realmente esto es lo que ha venido sucediendo con, más o menos, un acierto muy exacto.

Pasado

¿Cómo nació ésta Ley de Moore? En 1965, Gordon E. Moore, publicó un artículo en la revista Electronics mientras trabajaba como director de los laboratorios de Fair Semiconductor, el cual podemos leer en éste enlace. Gordon Moore había venido observando que los procesadores iban duplicando de año en año su potencia de cálculo, y determinó que ésta tendencia se mantendría en el futuro. Sin embargo fue demasiado conservador, ya que predijo que la tendencia duraría 20 años. Hoy, 50 años después aún no se ha detenido, aunque las técnicas utilizadas hoy en día ya no consisten en la miniaturización de los transistores. Dado los límites que la miniaturización ha alcanzado, es difícil llegar más allá haciendo transistores estables y duraderos, por lo que desde 2005 empezaron a aparecer procesadores multicore, primero con los doble núcleo, después con los cuádruples, y posteriormente 6, 8, 10… Ésta insospechada aparición, que era imposible que en 1965 se pudiera adelantar, ha provocado una alargamiento aún mayor de la vigencia de ésta ley de Moore.

Pasteles Chips Intel

Presente

Hoy en día, nos encontramos en una ”guerra de los cores”, y los fabricantes se esfuerzan en sacar procesadores con más cores y con una gestión más eficiente de los mismos. Y ya no solo en los ordenadores de sobre mesa y portátiles, tenemos móviles más potentes que ordenadores hace 5 o 6 años, con procesadores de 4 cores. Y aún más, MediaTek, por ejemplo, ha anunciado un procesador móvil de 10 cores.

Sin embargo, todos éstos avances que tenemos en la informática de consumo, dirigida al público, no son si no la punta del iceberg. Los grandes avances y la verdadera guerra está en la informática, podríamos llamarla, “profesional”. Intel tiene las Xeon Phi, unos coprocesadores (ya hay varias generaciones) con forma de tarjeta gráfica que aportan 64 o 128 cores extra. Éstas “tarjetas” pretenden que en pocos años, los centros computacionales sobrepasen el siguiente hito de la computación: la barrera del Exaflop.

Pero no sólo esto avances son provocados por la Ley de Moore. Si ella, un smartphone de hoy en día, con sus mismas características, ocuparía una plaza de aparcamiento; el puntero y tan de moda, IoT (Internet de la cosas), no sería si no un sueño inalcanzable, pues lo sensores y chip controladores serían tan grandes que sería inviable su colocación en la mayoría de los lugares; y los wearables como smartwatches, gafas de realidad virtual, etc., serían “transportables” y necesitaríamos camiones para poder tenerlos a nuestro lado.

Futuro

Hay quien dice que esto no puede seguir así, y que, en un futuro no muy lejano, la Ley de Moore detendrá su avance. Un profesor mío lo llama el “final de fiesta”, y afirma que permitirá detenernos a pensar en tecnologías que hasta ahora no se han desarrollado por que se está compitiendo en hacer chips más y más potentes. Cuando ésta carrera se detenga, las compañías fabricantes de chip tendrán que explorar el hacer cosas diferentes con la tecnología existente, pues de lo contrario, se arruinarían. Ahora mismo, el hardware es medio-commodity (que se produce con facilidad y en grandes cantidades, sin innovaciones reseñables), pero cuando la Ley de Moore se detenga, tendremos cosas realmente impresionantes al alcance de todo el mundo y a precios realmente bajos. El hardware será, full-commodity.

Lo que no cabe duda es que, ciertamente la ley de Moore va a tener un final, pero yo aún no lo veo tan cercano como les gustaría a algunos. Podemos ver que en 2009 ya estaban deseando su final en éste artículo, vaticinando que el límite estaba en 18nm. Pero Intel ya está empezando a fabricar en 12 nm, y anteriormente ha fabricado en 14. Según como lo pintaban, parecía que en 2 años se iba a alcanzar el límite, pero se equivocaron. Ahora, AMD vuelve a vaticinar el final de la Ley de Moore.

Por mucho que se hable de éste tema no se va a poder saber qué deparará el futuro. En mi opinión, la ley de Moore no está próxima a finalizar, ni mucho menos. La tendencia multicore está convirtiendo nuestros smartphones en supercomputadores miniatura. No hay más que leer éste artículo, o éste otro, o ésta nota que data de 2010, para darse cuenta de ello. Las posibilidades de la tecnología actual son infinitas, y no aprovechamos ni un 15% del potencial que tiene la tecnología que tenemos en nuestras manos y bolsillos. Y la cosa no acaba aquí, por que cuanto más avances tecnológicos hay, más fácil resulta implementar nuevos aún mayores. A la vista está que en los últimos 10 años se ha innovado y evolucionado más (tecnológicamente hablando), que en los 50 años anteriores.

Solo hay que reflexionar 10 minutos para darse cuenta de que hoy en día cualquiera puede crear grandes innovaciones derivadas de todo lo que hay a nuestro alcance: placas Arduino, Raspbarrys Pi, smartphones, librerías de programación y plataformas con las que se puede desarrollar complejos sistemas sin grandes conocimientos… Y todo ello al alcance de cualquiera, por que la información está ahí, en abierto. Solo tienes que buscar por Internet y encontrarás todos los conocimientos que necesitas en guías, blogs técnicos, videotutoriales, MOOCs… El mundo del futuro no es de los que más sabes, si no de aquellos que sean capaces de encontrar lo que necesitan saber en el momento justo y aplicarlo, en definitiva, de la gente con mayor capacidad de síntesis para obtener la información justa en el aluvión de la misma que recibimos cada día.

¿Qué opináis vosotros? ¿Se mantendrá ésta tendencia en el futuro, o acabará dentro de poco el avance de la potencia en nuestros computadores? ¡Comentad sin miedo!

1 Comentario

  1. Obviamente en algún momento se detendrá la ley de Moore, pero mientras puedan seguir probando nuevos materiales y poner mas núcleos no va a suceder. Quizás dentro de 20 o 30 años, y entonces es cuando se hará todavía mas importante hacer buenos algoritmos y programar de manera eficiente.
    http://www.pcworld.es/vida-digital/como-puede-intel-prolongar-la-ley-de-moore

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies