paquetes linux

Administración Linux VI – Instalación de software ii: paquetes precompilados

Seguimos con los métodos de instalación de software para Linux. En esta entrega vamos a instalar software mediante paquetes precompilados. Antes de nada, debemos saber que los repositorios lo que contienen son paquetes precompilados del código, aunque también podemos descargar el código fuente. La ventaja de los paquetes precompilados respecto a los repositorios no existe, simplemente, que podemos descargar desde la web de la compañía desarrolladora el paquete aunque no se encuentre en los repositorios. De ésta forma podemos acceder a mayor cantidad de software, pero por lo demás, el proceso de instalación es exactamente igual.

Estos paquetes precompilados son diferentes según la distribución de Linux que utilizamos. Así, para RedHat y derivados (Fedora, Mandriva, CentOs…) utilizan paquetes rpm, Las basadas en Debian (Unbuntu, Mint…) utilizan deb y Slackware utiliza paquetes tgz. Aunque puede variar el paquete que necesitemos según la distribución, por lo general lleva la misma extensión que aquella distribución de la cual provienen. Yo explicaré el sistema para Debian (paquetes deb), ya que es la línea que vengo siguiendo en la serie.

Otro factor a tener en cuenta es la arquitectura de nuestro equipo. Así, podremos instalar un paquete de una arquitectura 32 bits en un equipo con un sistema de 64, pero no al revés. Sin embargo conviene utilizar siempre el paquete de la arquitectura del sistema operativo, ya que tendrá un mejor rendimiento, eso siempre que esté disponible.

Cuando vayamos a instalar un paquete mediante este sistema, lo primero que debemos hacer es ir a la web del desarrollador y buscar la sección de descargas. En esta sección se suelen ofrecer diversos paquetes que normalmente incluyen el deb, rpm y el código fuente para la compilación. Además, de cada tipo se suele incluir una versión de 32 bits y otra de 64. Debemos prestar especial atención a qué paquete descargamos, ya que, si no es el apropiado, no funcionará de forma correcta, o, incluso, no se instalará. Para saber qué arquitectura tenemos podemos utilizar el comando uname -p. Su resultado nos dice la arquitectura que tenemos, donde x86_64 significa 64 bits, y i386 significa 32 bits.

Para la instalación de éstos paquetes Debian utilizamos la herramienta gestora de paquetes dpkg, que lleva aparejada una serie de herramientas para la manipulación y uso de los paquetes. Voy a explicar el uso básico para la instalación y desinstalación de paquetes, las demás herramientas podéis aprender a utilizarlas fácilmente con los manuales de los comandos: dpkg, dpkg-deb, dpkg-divert, dpkg-mainscript-helper, dpkg-preconfigure, dpkg-query, dpkg-reconficure, dpkg-split, dpkg-staoverride y dpkg-trigger. La sintaxis es:

dpkg [<opciones>] <accion> [paquete]

Las principales acciones que nos ocupan son:

  •     -i, -install → instala el paquete que se especifica. Se puede añadir la opción -R o -recursive y especificar un directorio, de forma que se instalarán todos los paquetes que haya en dicho directorio. Los pasos a seguir son los siguientes:
    1. Extracción de los ficheros de control del paquete.
    2. Si existe otra versión del mismo paquete se ejecuta un script de pre-eliminación.
    3. Se ejecuta el script de preinstalación si lo hay.
    4. Desempaquetado de los nuevos ficheros.
    5. Si existe otra versión del paquete se ejecuta un script de post-eliminación.
    6. Configuración del paquete.
  •     -r, –remove → elimina el paquete especificado, pero se conservan los ficheros de configuración.
  •     -P, -purge → elimina el paquete especificado, incluyendo los ficheros de configuración.
  •     -V, –verify → verifica la integridad del paquete que se especifica o de todos los paquetes si no se especifica ninguno.
  •     -C, –audit → busca los paquetes que se hayan instalado de forma parcial y hace sugerencias para que funcionen.

Con esto acabo esta entrega de la serie. Espero que tras leer esto seáis capaces de instalar cualquier programa en vuestro Linux. En la próxima entrega mostrarécómoo compilar los programas desde el código fuente para aquellos que queráis hacer una instalación más avanzada que os permita sacar un poco más de rendimiento a vuestro equipo, sin embargo es sólo una forma alternativa a los paquetes precompilados, ya que con éstos podéis instalar cualquier software en el equipo.

Otros artículos de la serie: Administración Linux

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies