sistemas operativos

Elegir Sistema Operativo

Una de las decisiones más importantes a las que se enfrenta un usuario cuando va a comenzar a utilizar un equipo nuevo es la siguiente: ¿Qué sistema operativo es el mejor? La respuesta a ésta pregunta no es algo trivial, y no tiene una solución fácil, ya que despierta otras preguntas: ¿qué equipo tienes? ¿Qué uso le vas a dar? ¿Qué programas vas a necesitar? Y muchas más.

Generalmente, los usuarios no iniciados en el mundo de la informática, utilizan alguna de las versiones de Windows, hoy en día 7 u 8. La razón de esto no es que sea el sistema más apropiado, ni que sea el mejor que existe, sino que es el que viene preinstalado en la inmensa mayoría de los equipo nuevos, lo cual le convierte en el más popular (en eso sí que es el más).

Los usuarios, dado que han pagado el equipo más caro por tener incorporada una licencia del sistema de Microsoft, deciden utilizarlo. De hecho, dada la gran popularidad del sistema de Microsoft, la mayoría de los usuarios prácticamente no han oído hablar de otro sistema. Mac OS es considerado un sistema en exclusiva para diseñadores gráficos, y a Linux se le ve como algo muy complejo e inaccesible para el usuario común, algo destinado en exclusiva para programadores y ‘hackers’. Todos éstos tópicos son completamente falsos, y vamos a hablar de ello desde un punto de vista neutral que nos permita ver lo que realmente es bueno de cada

Mac OS

Logo Mac

Empezaremos por Mac OS. Mac OS es un sistema operativo completo, no uno de propósito específico. Los sistemas de propósito específico son aquellos que solo sirven para una tarea determinada y bien definida, y no se les puede utilizar para otra cosas de ninguna manera. Suelen estar presentes en los coches, aviones, sistemas de seguridad, teléfonos móviles (llevan un sistema que se encarga de la comunicación bajo Android, iOS…). Pero el tópico de que Mac OS es únicamente para diseñadores gráficos no es está exento de fundamento, ya que, en el pasado, los ordenadores Macintosh en los que iba instalado, eran superiores en cuanto a tarjetas gráficas.

Una vez aclarado esto, ¿cuándo debemos utilizar Mac OS? Bien, muchos usuarios utilizan el termino Mac para referirse tanto a los equipos en si como al sistema operativo, ¿por qué? La razón es que hasta hace muy poco, en un equipo Macintosh, solo podía ir instalado un sistema Mac OS, y un sistema Mac OS solo se podía instalar en un Macintosh. Aunque ahora el sistema Mac OS se pueda instalar en otros equipos, la adaptación no es muy buena, igual que con otros sistemas en equipos Macintosh. Esto responde a la pregunta de un modo claro: debemos utilizar Mac OS y equipos Macintosh juntos para obtener mejore resultados.

Windows

Logo windows

Éste es el sistema más popular, como ya hemos dicho, y lo compararemos con Linux. También es considerado por los usuarios como el más fácil de utilizar y el más utilizable por los usuarios. Esto no es cierto, ya que Linux ha hecho grandes avances en el campo de la usabilidad. Otros hablan de la disponibilidad de drivers, lo cual no es cierto, pues Linux detecta muchos drivers genéricos por defecto, cosa que Windows no hace nunca. Estos drivers genéricos son suficientes para las necesidades de la mayoría de los usuarios, pero cuando no lo son, hay marcas como Nvidia, que hacen drivers para sistemas Linux. También hay programadores independientes que hacen drivers específicos para algunos componentes. En todo caso conviene que tomemos en cuenta la disponibilidad de drivers en la página del fabricante antes de comprar un componente. Otro argumento muy común es: “En Linux no hay Juegos”. Una vez más: ERROR. Desde hace algo más de un año se ha lanzado la plataforma Steam, la cual distribuye juegos tanto para Windows como para Linux mediante descarga directa (¡ojo, no gratis!). Ésta plataforma, además tiene un sistema operativo propio (SteamOS), el cual está basado en Debian (Linux).

Sabiendo todo esto: ¿Cuándo y por qué escojo Windows? Debes escoger Windows si trabajas con software propietario muy específico y, por la razón que sea, insustituible por cualquier otro programa del mismo propósito, por ejemplo: Adobe Photoshop, AutoCad, Microsoft Office… Otro motivo es que prefieras juegos distribuidos mediante soporte físico (aunque hoy en día tienden a desaparecer) ya que éstos no se suelen encontrar para Linux.

Linux

Logo Tux

Es el sistema operativo libre por excelencia, de hecho, si se habla de software libre la gente piensa en un pingüino, símbolo de Linux. Pero, ¡ojo! No es el único sistema operativo de código libre que existe. Ya hemos hablado de que hay pocas desventajas que pueda tener respecto a los demás sistemas, pero hablemos un poco más de sus ventajas:

  • Hay disponibles múltiples distribuciones, lo cual hace que dé respuesta a una gran diversidad de necesidades. Cada distribución está soportada por una sociedad, empresa, o comunidad, por lo que siempre hay garantías de que se dispondrá de actualizaciones periódicas de los fallos de seguridad que aparezcan.
  • Hay versiones de pago que suelen incluir software propietario con el propio sistema para las necesidades más profesionales.
  • Existen multitud de entornos gráficos, cada uno con sus características, preparados para todos los gustos: ligeros, dinámicos, modernos…
  • Dispone de forma nativa de herramientas que ayudan a organizar la forma de trabajar: múltiples escritorios, gestor de ventanas, personalización del panel (barra de herramientas, según el entorno).
  • Hay disponibles multitud de programas, libres también, para realizar todo tipo de tareas: suites ofimáticas, retoque fotográfico, diseño, programación…

Existen más cosas, pero la idea básica es la que presento aquí. Así sabiendo todo esto, ¿quién debe escoger Linux? Todo el mundo que pueda utilizar una herramienta u otra para realizar su labor. Además yo diría que es “obligatorio” para todo el que sea curioso y/o tenga ganas de aprender, ya que Linux, por sus propias características, es un sistema que acaba enganchando, y acabas teniendo ganas de aprender más sobre el sistema para “toquetearlo”.

Otros Sistemas Operativos

Evidentemente, los anteriores no son los únicos sistemas operativos que existen, tan solo son los más conocidos/usados. Otros ejemplos de sistemas operativos son: OpenBSD, FreeBSD, Minix o Solaris; todos basados en Unix, por lo que se parecerán bastante a Linux (aunque no son lo mismo). Estos sistemas son mucho más específicos que los descritos antes, por lo que no suelen ser recomendables para alguien que se pregunta qué sistema debe elegir por primera vez. De todas formas, una búsqueda rápida por Internet nos llevará a las web oficiales de los proyectos, donde se encontraran detalles de su funcionamiento y sus características.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies