navegadores

Elegir un navegador web

Elegir un navegador web en la era de Internet, es casi como la elección del sistema operativo, de lo cual hablé anteriormente en otro artículo. Del navegador web que elijamos va a depender entre un 50 y un 90% del trabajo que realiza hoy en día la mayoría de los usuarios en el equipo, por lo que no es una elección fácil ni que se tome a la ligera.

Al igual que siempre que tengamos que elegir un tipo de programa para realizar una tarea (editor de texto, gestor de correo, etc.), lo primero que tenemos que hacer es una reflexión de nuestras necesidades. Para el caso del navegador que nos ocupa, deberíamos tratar de responder a las siguientes preguntas: ¿Es importante la velocidad? ¿Me puedo permitir que el navegador consuma muchos recursos (memoria, CPU…) de mi equipo? (ésta pregunta viene al caso siempre, ya que un equipo viejo condiciona el uso de algunos programas) ¿Trabajo con muchas pestañas al tiempo? ¿Prefiero sencillez y eficacia o es preferible un todo-en-uno para usar lo menos posible otros programas? El resto de las condiciones serán mayormente estéticas o cuestión del sistema operativo que utilicemos, pues, por ejemplo, Internet Explorer no está disponible para Linux (de forma directa). Según vayamos respondiendo a esas preguntas, iremos dirigiendo nuestro rumbo a uno u otro navegador.

Ante de comenzar he de hacer un par de aclaraciones. En primer lugar, éste artículo estará, de forma inevitable marcado por mis preferencias, aunque trataré de dar las pistas claves para que se pueda elegir un navegador de forma autónoma y neutral. Y, puesto que está, marcado por la opinión personal, yo demonizo bastante (quizás demasiado) a Internet Explorer, por lo que mi consejo es que, en caso de dudas, se pruebe para poder ver si se adapta a nuestras necesidades y gustos. Y en segundo lugar, aquí mencionaré algunos ejemplos de entre los navegadores más utilizados hoy en día. En el mercado web existen muchos más navegadores que, aunque no sean tan utilizados, resultan ser muy buenas herramientas: Maxthon, Konkeror, rekonq, Safari…; y también existen versiones de algunos navegadores, como ice weasel de Firefox, Chromium de Chrome… Mi consejo es: explora y prueba los que creas necesarios hasta que uno te satisfaga.

Velocidad

La velocidad de navegación que ofrece un navegador web suele ser determinante para la mayoría de los usuarios. Se quiere que el navegador cargue nada más dar la orden y que las páginas se descarguen de forma imperceptible para el usuario. A decir verdad, la mayoría de los navegadores son prácticamente idénticos en ésta última característica, ganándose unos a otros según se dispone el lanzamiento de nuevas versiones. Este hecho dificulta elegir un navegador bajo este parámetro, pero la mayoría de los usuarios coinciden en que va muy bien en éste aspecto Chrome, de Google. De hecho, en la “tienda de aplicaciones” donde pueden encontrarse muchos plugins para éste navegador, pueden encontrarse algunos que permiten, por ejemplo, que cada pestaña sea un thread del sistema operativo independiente, lo que ayuda y mucho. Por su parte, el tiempo de arranque suele ser similar en todos, aunque puede verse condicionado con la cantidad de plugins que tenga instalado el navegador (a más plugins mayor demora).

Recursos del sistema

Este parámetro suele afectar a usuarios que tienen equipos antiguos o portátiles. Los portátiles tienen una autonomía limitada, por lo que es importante tener en cuenta que el navegador no se “coma” literalmente la batería. También podría ser recomendable mirar éste parámetro en los ordenadores de sobremesa, aunque no tan vinculante, pues podría ahorrarnos un dinero en la factura eléctrica. En todo caso no sería nada significativo en situaciones normales.

El consumo de memoria, de CPU, el espacio en disco de la instalación, etc., afecta a equipos que ya tienen unos años y está limitados en éste aspecto. Suele haber una relación directa entre esto y el consumo de energía, y también en la velocidad, pero no es fiable decir que un navegador que consume más recursos es más lento, ya que podría consumirlos para hacer más rápidamente el trabajo. Más bien son parámetros que han de medirse por individual, pero lo que sí es seguro es que, si consume más recursos, nuestro ordenador va más lento (a menos que la potencia de éste le permita ir holgado respecto a los recursos que pide el navegador). En éste asunto de consumo de recursos, gana Opera, seguido de Firefox (en memoria RAM). Firefox también es el segundo en CPU, pero con un margen mucho mayor. El peor en cuanto a uso de CPU es Internet Explorer, que literalmente se la “come” llegando a consumir el 50% (depende del equipo). En cuanto a memoria RAM el perdedor es Chrome, aunque con no demasiada diferencia.

También es importante en este apartado el rendimiento gráfico, el cual ha sido analizado mediante varios benchmark, resultando nuevamente ganador Opera, y fulminando prácticamente a los demás. Los peores resultan IE y Chrome, aunque Firefox no es mucho mejor y le llegan a ganar, según el benchmark utilizado.

Sencillez

En cuanto al uso simple, es fácil: no hay ganador. Hoy en día, las interfaces son tan parecidas que resulta muy complicado elegir entre un navegador u otro por éste medio. Las herramientas y funcionalidad por defecto (sin ninguna extensión o plugin) son prácticamente las mismas.

En cuanto a las herramientas ofrecidas, dependerá de las extensiones disponibles, por lo que si preferimos un “todo-en-uno” con muchas herramientas que nos eviten usar otros programas, deberíamos darnos un paseo por los centros de complementos de los diversos navegadores (especialmente nutridos en Firefox y Chrome) para ver cuál es el que tiene aquellos que necesitamos más. Sin embargo es recomendable instalar los menos posibles para evitar que se nos coma el equipo.

Tecnologías

Hoy en día existen muchas tecnologías web diferentes, y no todas son soportadas por todos los navegadores. Éstas tecnologías web se dividen en dos partes: backend (lado del servidor) y frontend (lado del cliente). Para elegir el navegador nos afectarán las tecnologías de frontend, ya que son las procesadas directamente por el navegador de nuestro equipo.

Para comprobar cuáles de éstas tecnologías son soportadas por cada navegador, podemos ir a la Wikipedia. Por lo general éste no es un factor vinculante (salvo casos muy específicos) ya que la web está muy estandarizada y todos los navegadores soportan las tecnologías usadas con normalidad en ella.

De todas formas, si tuviéramos que elegir un ganador en base a esto, daríamos por ganadores a Firefox y a Opera.

Mi elección personal y sus motivos

Yo uso casi siempre, Mozilla Firefox. Tal vez no sea el más rápido, o el más ligero en consumo de recursos, pero es el navegador de los complementos por excelencia, ya que fue el primero en incluir ésta capacidad. Personalmente le tengo instalados bastantes complementos a mi Firefox, por lo que no arranca muy deprisa, pero una vez iniciado, la navegación es lo suficiente rápida y me resulta cómodo realizar ciertas tareas, como guardar artículos en Evernote, gracias a complementos como Web Clipper. Por otro lado, Firefox está bajo una licencia GNU, o de código libre, lo cual me da seguridad y confianza de que nadie de la fundación Mozilla espiará mi navegación. La disponibilidad del servicio Sync, me permite guardar favoritos, contraseñas, preferencias y complementos en un servidor de forma cifrada, sabiendo que mis datos no serán leídos y que los tendré disponibles en cualquier PC que utilice. Bajo una única contraseña.

Como veis es una elección justificada, pero perfectamente rebatible por otros argumentos para utilizar otro navegador. Sin embargo, como se suele decir, “el zorro perderá el rabo pero no las costumbres”, y no es fácil que yo cambie de opinión. A pesar de ésto: ¿qué navegador usas y qué argumentos tienes?

1 Comentario

  1. Jose Luis Reply to Jose

    Anotar que Opera Next (versiones 15 en adelante (creo que la actual es 22)) se construye sobre la base de código de Chromium, pero una versión posterior a la de Google Chrome – de ahí que supere en rendimiento a Chrome.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies