google plus

Google+ como herramienta de descubrimiento y curación de contenido

Hoy voy a hablaros un poco de la red social de Google, conocida como Google+ o G+. Muchos la llaman cosas como “el fantasma”, o “el desierto”, dado que se supone que es una red social donde hay muy poco gente, y casi nadie utiliza. Sin embargo, creo que ahora mismo es mi favorita con diferencia respecto a las demás, aunque llevo un tiempo pensando que en realidad no es una red social auténtica. Os preguntaréis por qué, y os voy a responder a continuación

¿Qué es una red social y por qué Google+ no parece una?

Por lo general las redes sociales buscan una interacción entre los usuarios, en cierto grado de tú a tú. Por ejemplo, en Facebook tenemos las etiquetas, para, en cierto modo atar a los usuarios a una publicación, pero también tenemos un chat para hablar de forma más privada con ellos. Básicamente es un sitio donde las personas interactúan de tú a tú, aunque también se difunda información. En Twitter tenemos las menciones, con las que los usuarios se pueden escribir unos a otros, y también se puede concentrar todo lo que se hable de un tema agrupándolo mediante los hashtags y creando hilos de conversaciones con múltiples participantes. Además Twitter también tiene mensajes privados.

Por su parte, G+, sobre todo desde la última actualización no tiene éste tipo de estructura de interacción personal entre usuarios. Anteriormente estaba integrada con hangouts, sin embargo ahora ambas aplicaciones se encuentran separadas, con lo que G+, por sí misma, no tiene ningún tipo de opción para mandar mensajes privados. Básicamente se queda en un medio de difusión en que puedo publicar información interesante para terceros y que éstos lo comenten, pero de forma general, creando así un concepto de foro avanzado. Esta característica se ve acentuada con la herramienta de ésta red social que más ha triunfado: Las comunidades. en ellas, los usuarios se juntan para hablar de temas determinados, compartiendo información que luego es comentada por todos los que se hayan unido a la comunidad. Cierto es que existen hashtags y menciones de forma muy similar a Twitter, pero no son demasiado utilizados ni conocidos por los miembros, además de que, en la práctica no se utilizan de igual modo.

Descubriendo la red con G+

¿Quiere decir todo ésto que la última actualización de la red social (app incluida), no ha sido un paso acertado por parte de Google? Pues no exactamente. La verdad es que si lo que buscas es una típica red social al uso, tipo Facebook (o la muerta Tuenti, en serio, ¿alguien la utiliza aún? 🙂 ), entonces Google ha dado un paso atrás, aunque no demasiado grande, desde el punto en el que se encontraba. Sin embargo, un servidor, y creo que la mayoría de los usuarios de ésta red, no buscan este tipo de experiencia en G+.

Prácticamente no hay Blog, web, servicio de información,o comunidad de la red, que no tenga una cuenta de G+ en la cual publique sus novedades de post noticias o actualizaciones. Esta característica convierte a G+ en un medio ideal de seguimiento de noticias y blog, algo así como un evolución del desaparecido Google Reader o de otros servicios de lectura de RSS. Sin embargo, yo veo G+ como una forma más óptima de realizar ésta tarea. En los lectores de RSS lo típico es que te pongan los artículos como pendientes de leer, y hasta que no los eliminas mano no desaparece. Lo típico es que acabemos siguiendo a demasiados medios, con lo que no tendremos tiempo en el día para leerlo todo y se hace difícil de filtrar. Sin embargo G+ avanza el timeline mostrándote las últimas publicaciones que hacen los blogs en la comunidad, con lo cual podremos bajar más hacia las publicaciones anteriores profundizando en ellas según el tiempo que dispongamos. Seguramente pensarás que así perderás muchas cosas que podrían ser interesantes, y eso mismo pensé yo en un principio. Pero lo que suele pasar es, que para aumentar su visibilidad, los responsables de los blog programan la publicación de sus novedades en G+ para que se repitan varias veces. De ésta forma sale beneficiado todo el mundo: el publicador aumenta su visibilidad, y los lectores tienen muchas menos posibilidades de perderse las novedades que realmente les interesa. También puede que nos encontremos las publicaciones de forma repetida, pero ésto no nos hará perder tiempo, pues la reconoceremos por la imagen, que inevitablemente acompaña a todas las publicaciones y pasaremos de largo a las siguientes publicaciones.

Pero hay otras formas de descubrir contenidos en ésta red social. Las comunidades que mencioné antes son pequeños foros centralizados en un tema concreto. Aunque tengamos las novedades de las mismas en el timeline, puede que en cierto momento nos apetezca leer sobre un tema concreto, por lo que simplemente vamos a comunidades y seleccionamos la que nos interesa de las que formamos parte y pasamos a tener un timeline propio únicamente de esa comunidad. De ésta forma podemos encontrar nuevos Blog que no conocíamos que publican contenido de nuestro interés, cosa que en los lectores de RSS no era posible, o al menos no de forma tan fácil.

Descubrir Internet

¡Curación de contenidos incorporada!

La última característica incorporada a G+ por Google fueron las Colecciones. Al principio no las ví demasiada utilidad, pero he llegado a adorarlas. No sólo son otro medio para descubrir nueva información, en éste caso sobre una temática mucho más concreta que las Comunidades, además de que provienen de un único usuario, sino que son un medio que nos permite hacer curación de contenidos de forma rápida y fácil, ¡y sin salir de la misma plataforma!

Primero voy a explicar en qué consiste eso de la curación de contenidos. Cuando buscamos una cierta información en la red, ya sea con Google o con otros medios, vamos a encontrar una cantidad enorme de información. De ésta, habrá una gran parte que, aunque tenga relación, será irrelevante para nuestros objetivos, y también se producirán repeticiones de información proveniente de diversas fuentes. La curación de contenidos consiste en una serie de técnicas y metodologías utilizadas para entresacar la información realmente útil, obviando la que no nos interesa. En nuestro caso, no estaríamos buscan información de un tema concreto, si no leyendo artículos sobre diversos temas que nos interesan, por lo que la curación consistiría en separar los artículos que nos interesa leer de los que no son interesantes y solamente nos harían perder tiempo. En otras ocasiones, puede que nos encontremos un tutorial o manual que nos gustaría leer o estudiar con más detenimiento, por lo que queremos “guardarlo para luego”. Ya existen apps que nos ayudan a hacer ésto, como Pocket o Readability por nombrar dos, sin embargo, ¿y si lo podemos hacer sin salir de la plataforma? Ésto sería mucho más conveniente, ya que haría la labor de guardarlos más rápida, además de tener estos artículos bastante más a mano, con lo que es menos probable que nos olvidemos de ellos (cosa muy típica con éstas otras apps).

Es aquí donde entran las colecciones. Las colecciones son conjuntos de artículos que guardamos porque tienen algo en común de forma agrupada. Podremos hacerlas visibles de forma pública, para que pueda verlas todo el mundo, solo para nuestros círculos o sólo tú. En mi caso suelo crearlas públicas, porque no guardo nada privado en ellas, si no artículos públicos que tengo interés en ellos, y puede que alguien más se beneficie de mis agrupaciones por el mismo trabajo. La idea es que, cuando encuentres un artículo interesante, ya sea en G+ o yendo directamente al blog en cuestión, le das a compartir en G+ y en el cuadro de con quién lo compartimos, seleccionamos la colección en cuestión. Puedes tener una única colección para todos los artículos que te interesan y separar los temas por hagstags (el símbolo es ‘#’ igual que en Twitter), o directamente crear una colección para cada tema. Yo utilizo la segunda técnica, y es lo que os recomiendo si, como yo, vais a poner vuestras colecciones como públicas.

De esta forma podréis guardar lo que os interese leer más en profundidad para un momento que tengáis más tranquilidad.

Conclusiones

Mis conclusiones son que, aunque no utilice G+ como una red social en absoluto, es una herramienta muy buena y con muchas posibilidades si sabemos cómo usarla y le echamos un poco de imaginación. Seguramente habrá formas de utilizarla mejor de lo que yo lo hago, o mejores maneras de hacer lo que yo hago aquí, pero el caso es que a mi me funciona y me resulta muy cómodo, por lo que, personalmente, no voy a cambiarlo por el momento.

En mi opinión, toda persona curiosa y que quiera descubrir cosas nuevas en la red, debería utilizar G+ para ayudarse con ello. ¿Utilizáis Google+? ¿Sois curiosos y comenzaréis a utilizarla? ¿Se os ocurren otros modos de utilizar ésta red?

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies