el post perfecto

Prometiendo oro, sensacionalismo en Internet

Seguramente ya suponeis que soy blogger, pues estáis leyendo estas líneas y existen por éste motivo. Sin embargo, soy también un gran consumidor de otros blogs. Leo muchísimo, y no todo lo que me gustaría por falta de tiempo, pero también muchas veces leo cosas que realmente no me interesan. Si sueles leer blogs, de la temática que sea, entenderás lo que te quiero decir: entras en un blog y, tras leer durante unos minutos, ves que realmente no es nada que te sea útil o interesante. Pero, ¿por qué nos pasa ésto? La respuesta es simple: el sensacionalismo. Los bloggers tienen la tendencia de querer atraer cuantas más visitas mejor. Me incluyo, ya que más visitas implica, por lo pronto más ánimos para escribir, sentirse autorrealizado, y, en caso de tener el blog monetizado, mayores ingresos, ya sean por la publicidad o por otro medio.

Hasta ahí todo bien, no es malo tratar de atraer visitas, un servidor siempre desea tener más visitas. Lo malo es el medio para tratar de conseguirlo. Y es que, en la mayoría de los sitios están cayendo en prácticas sensacionalistas. Cuando leemos algo por Internet, normalmente tenemos una “lista” mediante la que nos suscribimos a los medios que nos interesen, o mediante la que descubrimos nuevos medios. Dichas listas pueden ser lectores de RSS, redes sociales, listas de correo… hay un mundo de posibilidades. En dicha lista añadimos los medios que nos interesan, teniendo una vista previa del artículo que suele ser el título y, en ocasiones un pequeño extracto. Mediante ésta información decidimos si queremos entrar en la noticia y leerla completa. Lo malo es que, cada vez más, los autores caen en la práctica de poner títulos sensacionalistas que traten más de sorprendernos que describir el contenido del artículo, en ocasiones llegando a perder esta capacidad descriptiva. Por lo tanto, tenemos títulos que no describen lo que vamos a encontrar en el artículo, si no que están diseñados para atraer nuestras mentes y posicionar el artículo con técnicas SEO.

Por otra parte, algunos artículos que podrían ser magníficos, se ven desvirtuados por que el autor está pensando en el SEO más que en que el contenido sea claro y útil para el público al que va dirigido: repetición de palabra clave de forma exagerada, modificar la estructura para lograr que la palabra clave se sitúe donde debe estar o que el artículo tenga la longitud adecuada, etc.

Personalmente me da mucha rabia cuando entro en un artículo y realmente no me es útil ni me aporta nada, haciéndome perder el tiempo. Y sobre todo si me pasa debido a una confusión con el título. Personalmente me preocupo del SEO lo justo y necesario, pues los algoritmos de los buscadores son caprichosos y cambian continuamente, lo cual me obligaría a cambiar continuamente mi forma de escribir para adaptarme a esos cambios. Sin embargo, lo que sí me preocupa es crear contenido de calidad. Me parece mucho más útil encontrar nuevos seguidores/lectores en las redes sociales, publicitando yo mismo los artículos mediante los enlaces en Twitter, Facebook, o G+, que encontrar lectores mediante los buscadores, ya que éstos últimos suelen salir rebotados, o bien leen un artículo particular que les interesa y no se suscriben, pues buscan una solución particular. Yo mismo actúo así. Por lo general no me suscribo a blogs que encuentro mediante el buscador, ya que, en ese momento, en lo que pienso es en cómo solucionar un problema particular que pueda tener.

De ésta forma, mediante un contenido, que creo, tiene una calidad suficientemente aceptable, y está pensado para humanos, no para algoritmos, espero poder fidelizar a unos cuantos lectores. Dichos lectores fidelizados, se suscribirán, al menos, a una de las comunidades que disponemos en redes sociales, con lo cual verán nuestras novedades de forma regular, y regresarán a la web a leernos. Éstas repetidas visitas se traducen en nuevos comentarios y comparticiones en redes sociales, lo que me hará sentir auto-realizado, y, a su vez, mejorará el SEO por sí mismo, ya que más likes/compartir, implica más enlaces, y más enlaces mejora el número de visitas, y éste mejora el SEO por sí mismo (lo sé, es un círculo vicioso, aunque lento, muy lento). Por otro lado, al menos a mi, me gusta crear contenido humano y de calidad, por lo que el mero hecho de escribir como me gusta ya me supone una satisfacción.

Bloggers, cread contenidos de calidad y el SEO se construirá solo. Relajaos, escribid como os guste hacerlo y no como lo valore más un algoritmo que simplifica muchísimo las percepciones humanas. De esta forma estaréis más contentos con el contenido generado y con lo que crearéis más contenido de mayor calidad y mejoraréis vuestro espacio. Las visitas llegarán con el tiempo, tranquilos, y en ese momento serán visitas de calidad que os satisfacerán más que las visitas obtenidas mediante técnicas destinadas al posicionamiento.

PD: Habiendo acabado de escribir éste artículo me encuentro precisamente con un artículo basado en una infografía que refleja todo lo que acabo de describir: prometen una norma mágica para escribir el post perfecto basándose en técnicas que piensa más en el posicionamiento que en la información que quieres reflejar, invitando a modificar la estructura de lo que quieres escribir para que se ajuste a las preferencias de Google (u otros). Un artículo sensacionalista en sí mismo que da consejos para crear artículos sensacionalistas, pues en su segundo consejo invita a apelar al miedo, escasez o la intriga para escribir el título. Si bien, también da consejos útiles, como las horas de publicación, el uso de imágenes o el proceso de investigación y enlazado a las fuentes.

Dejar un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información sobre las cookies utilizadas.plugin cookies

CERRAR