Es muy común necesitar comprimir varios ficheros en uno solo, o un directorio entero, ya sea para que ocupe menos o para poder mandarlos por email o compartirlos en la red. También suele haber que descomprimir ficheros descargados, por ejemplo para compilar un código...